Libro 1 Capítulo 10

Libro 1 Capítulo 10

                                            

1 Entonces el Altísimo, Grande y Santo habló y envió a Sariel al hijo de Lamec. {a  Enoc}

2

Al

22.

Desde el verso 2 dos al último verso 22, esos versos fueron eliminados por ser escritos de terceras personas, por lo tanto La Biblia Dios Dice no los toma en cuenta por no ser escritos del puño o mano de Enoc.

       Comentario de la Biblia Dios Dice; en el capítulo 10 libro 1 uno; una parte del verso 1 uno es eliminado después de Sariel, y todos los otros versos son también eliminados por no ser escritos del puño y mano de Enoc;    Los humanos judíos al mencionar a Lamec remplazan a Enoc, allí la historia cambian y se sale de consistencia, los judíos allí distorsiona la historia de Enoc y sus escritos con el nombre de Lamec, los humanos judíos allí quieren llevarnos en otra dirección, como a la dirección y tradición judía e israelita al judaísmo;      La continuación de la historia de Enoc sin distorsión continúa en  el capítulo 12 libro 1 versos 3; Aquí queda claro que Dios nunca mando un ángel a Lamec, Dios mando el ángel a Enoc, esto es verificado, en el capítulo 19 libro 1 verso 1 uno.;     1 Después Sariel me dijo: ” Aquí estarán los Vigilantes que se han conectado por su propia cuenta con mujeres. Sus espíritus asumiendo muy diversas apariencias se han corrompido y han descarriado a los humanos para que sacrifiquen a {para los} demonios y dioses, hasta el día del gran juicio, en que serán juzgados y encontrarán su final.    De nuevo esto nos aclara que los que sacrifican animales a través de la historia eran y son también algunos humanos del judaísmo  también llamados israelitas, a los cuales se les han unido miles de denominaciones a su régimen religioso universalmente, los cuales profesaron y profesan regímenes de doctrinas con ritos religiosos de salvación, como el no trabajar en sus días de descanso, días festivos, sangrar animales, regar la sangre por las puertas de las casas, ordenan el bautismo o mikveh, ordenan todo esto y más ritos para poder salvar tu espíritu.    Los 10 diez mandamientos escritos con detalle están entre las páginas 151 y 175 en el libro 3 tres.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s