Los envidiosos persiguen al extranjero

LOS ENVIDIOSOS TAMBIÉN PERSIGUEN AL EXTRANJERO, el castigo esta fuerte en contra de los países y su gente que trata mal a las personas solo porque son extranjeras, y los envidian.

 

Como un ejemplo, Miren a los Estados Unidos de América, un país que des el año 2000 está cada día más pobre su gente, todo por envidiar y perseguir con mucho odio a los extranjeros.

 

La envidia

Isa 10 8 Porque el diablo Asiria dice; ¿No son mis príncipes, todos los gobernantes?

Isa 10 1 Pobre de aquellos que dictan leyes civiles injustas y escriben dictámenes y decisiones injustas,

Isa 10 2 para privar de justicia justa a los necesitados, y lo hacen para robarle el derechos a los necesitados de entre Mi gente, también eestafan a las viudas, y saquean a los huérfanos.

Isa 10 3 ¿Qué harán ustedes el día del castigo y cuando llegue de lejos el desastre? ¿A quién van a acudir por ayuda y en dónde van a dejar su riqueza?

 

Miq 7 3 La gente es hábil para hacer el mal con sus manos. El funcionario exige dinero y se soborna al juez. Los líderes importantes hacen las leyes civiles a su conveniencia y todas ellas se cumplen.

 

 

Rom 1 29 Esta gente se mantiene haciendo toda clase de injusticia, corrupción, codicia y maldad. Viven llenos de envidia, asesinatos, peleas y fraudes. Siempre están pensando mal de los demás. Son unos chismosos;

Rom 1 30 hablan mal de los demás. Odian a Dios; son insolentes, orgullosos, vanidosos, inventan maldades y no obedecen a sus papás.

Rom 1 31 Son insensatos, no cumplen sus promesas, son insensibles y no tienen piedad de nadie.

Rom 1 32 Aunque saben los mandamientos y estatutos del juicio de Dios, los que hacen esto su espíritu va a morir, y no solo los que hacen esto sino también los que se complacen, por lo que los otros hicieron y afirman que lo que los otros hacen está correcto.

Exo 22 21 No maltrates ni oprimas a los extranjeros porque ustedes también fueron extranjeros en Egipto.

Exo 22 22 No maltrates a las viudas ni a los huérfanos.

Exo 22 23 Si los maltratas y ellos me piden ayuda, con toda seguridad que yo los voy a oír.

Exo 22 24 Me enojaré mucho y te mataré a espada, tus mujeres quedarán viudas y tus hijos huérfanos.

Exo 23 9 No maltrates a los extranjeros ya que tú sabes muy bien lo que siente un extranjero porque tú fuiste un extranjero en Egipto.

Lev 19 34 Como a un natural de los de ustedes tendréis al extranjero que peregrinare entre vosotros; y ámalo como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo soy Dios De Los Ejércitos, vuestro Dios.

 

Consejo par jueces y policías

Deu 1 16 En esa misma época nombré a sus jueces, diciendo; Escuchen las disputas entre sus hermanos y juzguen con imparcialidad entre uno y otro hombre, ya sean nacionales o extranjero.

Deu 1 17 No muestren preferencia en su juicio, sino escuchen de igual manera y con justicia tanto al débil como al poderoso. No le teman a nadie porque la sentencia le pertenece a Dios, y si algo resulta muy difícil para ustedes, acudan a mí y yo los escucharé.

Deu 10 18 El asegura justicia para el huérfano y la viuda; ama al extranjero, dándole comida y ropa.

Deu 10 19 Tú también debes amar al extranjero, porque fuiste esclavo en la tierra de Egipto.

Abd 1 15 Porque el día de Dios De Los Ejércitos, se acerca a todas las gentes. Así como hiciste con otros, te será hecho a ti. Tus malas acciones recaerán sobre tu cabeza.

Mat 25 35 Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer. Tuve sed y me dieron de beber. Fui extranjero y me hospedaron.

Mat 25 36 No tenía ropa y ustedes me vistieron. Estuve enfermo y me cuidaron. Estuve en la cárcel y me visitaron.

Mat 25 43 Fui extranjero y no me hospedaron. Estaba sin ropa y no me vistieron. Estuve enfermo y en la cárcel y no me visitaron.

Hec 10 28 Pedro les dijo; Ustedes saben que no es permitido a los de mi nación reunirse o entrar a la casa de un extranjero. Pero Dios me ha mostrado que no debo menospreciar ni llamar impuro ni ordinario a nadie.

 

La envidia

Pro 27 4 La ira es cruel, el enojo es destructor, pero la envidia es mucho peor.

Sal 37 1 No permitas que los perversos te inquieten, ni sientas envidia de los que hacen maldades.

Sal 37 2 Porque son como hierba que pronto se marchitará y morirá.

Mat 27 18 Porque Pilato sabía que habían entregado a Jesús por pura envidia

Mar 7 22 el adulterio, la codicia, la maldad, el engaño, el desenfreno, la envidia, los insultos, la arrogancia y la necedad.

Mar 7 23 Toda esa maldad proviene del interior y es lo que hace impura a la gente.

Hec 5 17 El sumo sacerdote y todos sus amigos del grupo de los saduceos se llenaron de envidia.

Hec 5 18 Así que arrestaron a los discípulos y los metieron en la cárcel.

Hec 13 45 Cuando algunos paganos vieron a todos allí, se llenaron de envidia, hablaron muy mal y se opusieron a lo que Pablo decía.

Hec 17 5 Pero los religiosos que no creían sintieron envidia y contrataron en la calle a unos delincuentes que formaron un grupo y provocaron un alboroto en la ciudad. Asaltaron la casa de Jasón buscando a Pablo y a Silas para lincharlos.

 

 

WWW.DIOSDICE.ORG    Rev.11/16/2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s